La Cirugía de Rejuvenecimiento Genital o Cirugía Íntima Femenina, es un conjunto de procedimientos quirúrgicos encaminados a resolver los problemas funcionales y estéticos de esta zona íntima femenina con resultados altamente satisfactorios.

Muchas mujeres padecen calladamente por vergüenza o por considerar un tema tabú problemas relacionados con la pérdida de elasticidad, sequedad vaginal e incluso incontinencia urinaria leve.

El envejecimiento y los partos traumáticos entre otras causas, pueden afectar la apariencia y la estructura de la zona genital trayendo aparejados no solo los síntomas descritos sino alteraciones en la calidad de vida , bienestar psicológico y autoestima.

Consta principalmente de dos procedimientos: Labioplastia y Vaginoplastia.

La Labioplastia, es un procedimiento quirúrgico que consiste en la reducción, remodelación y/o corrección de asimetrías en los labios vaginales demasiado prominentes y zonas adyacentes.

Con la Labioplastia se logra remodelar, al quitar exceso de piel y grasa del área o al transferir grasa propia (Lipofilling) dando volumen y turgencia.

En general la alteración se produce luego de los partos, aunque también puede ser genética.  En ocasiones, los labios menores hipertróficos, colgantes y/o asimétricos  causan dolor, irritación o simplemente resultan sumamente antiestéticos para algunas mujeres.

La pérdida de tejido adiposo en los labios mayores, con laxitud de los mismos y del monte de Venus, puede producir molestias en la actividad sexual, debido a la pérdida del acolchado natural que proporciona en el hueso pubiano.

En este caso se realiza un procedimiento quirúrgico  con relleno de grasa propia de la paciente (Lipofilling) o con Ácido Hialurónico. Este tratamiento otorga a la región, mayor volumen, turgencia y un aspecto más suave y juvenil.

La Vaginoplastia, es uno de los procedimientos quirúrgicos más solicitados después del parto, en la mediana y tercera edad porque devuelve a los músculos vaginales la tonicidad perdida. Ciñe los músculos de la vagina permitiendo que se contraigan con más eficacia, reduciendo el diámetro y haciéndola más pequeña.

Las relaciones sexuales son una parte fundamental en la vida de la mujer y actualmente no sólo vive más años, sino que envejece mas lentamente, con otra mentalidad y apariencia física más joven que la edad real, por lo que busca una satisfacción en todos los aspectos, tanto físico como intelectual, y desea poder mantener una actividad social y sexual óptima.