La Reducción de Mamas o Mamoplastia de Reducción es un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas y firmes. Además se puede reducir el tamaño de la areola.

Las mamas de gran volumen suelen estar acompañadas de Ptosis (mamas caídas), motivo por el cual los procedimientos o cirugías de reducción suelen acompañarse de Mastopexia (levantamiento de mamas).

El exceso de volumen en las mamas (Hipertrofia Mamaria o Gigantomastia) se debe al desarrollo excesivo de la glándula mamaria y del tejido adiposo (grasa) de su interior.

Las mujeres con mamas grandes pueden presentar algunos problemas debidos al exceso de peso y volumen como: el dolor de espalda y de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama y problemas respiratorios; además la mujer de senos grandes muchas veces es a su pesar objeto de atención, comentarios y miradas que pueden causar alteraciones psicológicas y dificultades para relacionarse, mostrarse en público o incluso desnudarse.

La mujer que se decide por este procedimiento aprecia la mejora de la forma y reducción del tamaño aunque quedan cicatrices alrededor de la areola y en forma de T invertida, las que con el tiempo tienden a aclararse y quedar de muy buena calidad.