La Ptosis Mamaria, o caída del pecho en la mujer, es una consecuencia natural de la pérdida progresiva de elasticidad de las fibras de la piel.

El paso del tiempo, los amamantamientos, los descensos bruscos de peso y las mamas voluminosas hacen que las fibras de la piel se estiren y cedan, por lo que a mediano o largo plazo, se produce una ptosis o caída.

La Ptosis afecta en mayor medida a las Mamas Grandes, lo cual no significa que los de menor tamaño estén libres de padecerla. En muchos casos están conformes con el volumen por lo cual el procedimiento se realiza para reubicar las mamas en la altura correcta.

Para corregir la Ptosis Mamaria, se realiza un procedimiento quirúrgico llamado Mastopexia, que puede realizarse solo o ser combinado con cirugías de aumento, implantes o cirugías de reducción.